Tipos de personalidad

¿Qué significa ser león?

Publicado el
imagen-blog-eneatipo 2-león

Los leones somos personas con grandes ambiciones. Somos muy buenos inspirando a otros miembros del grupo para hacerles sentir importantes y especiales. Del eneatipo 2, los leones somos los más disciplinados y contenidos, ya que nos suele importar mucho la opinión de los demás. Así mismo, somos personas generosas y nos sentimos capacitados para hacer grandes cosas en el mundo.

¿Por qué los leones somos personas influyentes? Debido a nuestra capacidad social para relacionarnos con los demás, siempre nos hemos encontrado en una posición privilegiada. Somos aquellos a los que las personas de nuestro alrededor siempre han pedido consejo, además de seguirlo. Nos encanta ayudar y por eso, realizar acciones sociales es algo que nos sale instintivamente.

Nos encanta estar rodeados de gente. Somos personas muy sociables. Nos podemos adaptar a cualquier tipo de circunstancia y persona, por muy dispar que sea de nosotros. Lo que hace que nos hagan caso en todo lo que decimos, consiguiendo una posición de poder “detrás del poder”. De esta manera, nos preocupamos más de ensalzar las aspiraciones de la persona que tenemos a nuestro lado que de las propias, de ahí la generosidad que nos caracteriza. Gracias a nuestro entendimiento con el resto de personas, coordinamos y buscamos la ayuda mutua, de manera que somos muy eficaces resolviendo problemas. Somos personas muy prácticas y con un gran don para la negociación e intercambio de ideas.

A la hora de tomar decisiones, somos proclives por actuar pensando en todo lo aprendido hasta ahora con nuestra experiencia y nuestros conocimientos. Por lo que somos personas muy racionales y meditadas. No queremos dejar nada a la suerte.

Nos podemos ver reflejados con otros leones como la Madre Teresa de Calcuta, Napoleón Bonaparte o Vicente Ferrer. Personajes que se caracterizan por una gran capacidad de influencia y sociabilidad.

TRUCOS PARA MEJORAR

Está muy bien querer agradar a las personas que nos rodean; sin embargo, no tenemos que obsesionarnos con el reconocimiento de los demás. Primero, tenemos que ser conscientes de lo que valemos nosotros mismos para que no afecte a nuestro bienestar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *