Tipos de personalidad

¿Qué significa ser una mariposa?

Publicado el
imagen-blog-eneatipo 3-mariposa

Dentro del eneatipo 3, las mariposas tenemos ese don innato para la competitividad. No nos supone ningún esfuerzo adaptarnos a cualquier entorno gracias a nuestra gran flexibilidad. Si el equipo lo necesita, estamos cualificados para aportar lo que demanden en cada momento.

 ¿Las mariposas nos podríamos comparar con un imán? ¡Correcto! Persona que nos conoce, persona que se quiere quedar a nuestro lado. Tenemos una gran capacidad de magnetismo, lo que nos convierte en grandes líderes. Nuestro encanto y presencia física nos ayuda a conseguir la admiración de los demás. A pesar de que la gente nos puedan considerar la “cabecilla” del grupo, en la intimidad somos muy cercanos.

Nuestras ganas por lograr lo que más nos gusta en la vida son inmensas. Llevamos por bandera la perseverancia y no desistimos ante los obstáculos. Tenemos una gran habilidad para crear un ambiente de trabajo muy positivo, ya que tenemos una enorme capacidad de vincularnos afectivamente con nuestros compañeros. Y, si de algo estamos seguros, es de anticiparnos siempre a las tendencias con el fin de aplicarlo en nuestro día a día y que nuestro trabajo brille.

En el terreno personal, nos preocupamos más por lo que siente nuestra pareja, familia o amigos que por nosotros mismos. A pesar de nuestra timidez, de vez en cuando, no tenemos ningún reparo en expresarles nuestras emociones y explicar lo que pensamos.

 Bill Clinton, Cindy Crawford y Cristiano Ronaldo son mariposas. En parte, por su inocencia, aunque es cierto que cuando han tenido que resolver temas importantes, se han convertido en personas firmes y duras, que no agresivas, ya que la situación lo requería.

TRUCOS PARA MEJORAR

De la misma manera que nos proponemos metas en nuestra vida, tenemos que emplear esas ambiciones para el resto del grupo, y así, beneficiarnos todos. Además, cuanto más dejemos de lado las opiniones poco productivas de otras personas, más confiaremos en nosotros mismos; así mejoraremos nuestro rendimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *