Tipos de personalidad

¿Qué significa ser una serpiente?

Publicado el
imagen-blog-eneatipo 4-serpiente

Las serpientes somos personas constantes. Si queremos algo, lo conseguimos. Tenemos un carácter fuerte e intenso que nos da el eneatipo 4, lo que nos lleva a liderar proyectos y empresas de manera eficaz. Además, siempre damos nuestro toque original y creativo a todo lo que hacemos. Esto nos lleva a sentir pasión por cada una de las acciones que llevamos a cabo.

No nos asusta la palabra “competitividad”. De hecho, desde pequeños siempre lo hemos sido, jugando a cualquier deporte, sacando las mejores notas o incluso en nuestras relaciones de amistad.  Conseguimos enfocar a nuestro grupo de trabajo; incluso si lo extrapolamos a lo personal, llevamos a nuestros amigos hacia las metas que queremos conseguir.

Somos expertos en expresar nuestras habilidades de comunicación y lo ponemos en práctica en nuestras relaciones interpersonales. Somos perfectos líderes que contagian sus ideas y dejan huella en los demás. Al ser tan intensos, no paramos hasta conseguir nuestras propias metas y, una vez que lo hacemos, vamos a por más. Nadie duda de que lo nuestro son las ventas o el trabajo en empresas que requieran competitividad (marketing, diseño, terapia, moda, etc.). Pero la clave de nuestro éxito se encuentra en que, a la hora de tomar decisiones, nos dejamos llevar tanto por la parte emocional como la racional y meditada. De esta manera, creamos soluciones equilibradas.

En el terreno personal, somos muy entregados. Admiramos y amamos profundamente a los nuestros, haciendo ver que nuestro compromiso es auténtico.

Angelina Jolie, Johnny Depp o Winona Ryder son personas que se nos vienen a la cabeza si pensamos en representantes serpientes. Pero, si nos podemos sentir identificados con algún papel,es con el que hace Al Pacino en la película “Esencia de Mujer”, quien presenta una intensa personalidad a lo largo del filme.

TRUCOS PARA MEJORAR

No todo el mundo es igual y eso es lo que hace crecer al equipo. No podemos esperar que todas las personas actúen o piensen como nosotros lo haríamos. De esta manera, evitaremos posibles conflictos dentro del grupo. Y, además, alcanzaremos los objetivos grupales en lugar de competir entre nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *